Aviso Legal L.O.P.D Copyright Colegio Balmes Aviso Legal L.O.P.D Copyright Colegio Balmes Aviso Legal L.O.P.D Copyright Colegio Balmes Copyright Colegio Balmes
Historia
El Colegio Balmes, Can Sans para la gente antigua del barrio, fue fundado por Catalina Sans Miralles y por su esposo Jaume Castillo Antequera, el año 1952. La escuela estaba ubicada en la confluencia de las calles Son Nadalet y Sureda, y, durante casi cincuenta años, fue la cuna educativa para muchos niños y niñas de La Soledad. En los años cuarenta un grupo de jóvenes del barrio con grandes inquietudes culturales fundaron la Agrupación Postescolar, que fue un faro de amistad, de hermandad y de bonhomía en unos momentos muy duros que los tocó vivir después de una guerra civil. El Colegio siempre ha sido una escuela muy familiar, arraigada en el barrio, un barrio que en aquella época era un pueblecito donde todo el mundo se conocía y se apreciaba. Abuelos, abuelas, padres, madres,... vecinos todos de la barriada, muchos de ellos antiguos alumnos de Can Sans. Hombres y mujeres, algunos de ellos, que han superado los setenta años, y que todavía recuerdan con afecto la escuela y los/las maestras de su niñez. La familia Sans Miralles era una de tantas familias del barrio con una gran inquietud pedagógica. De los cinco hijos, cuatro de ellos estudiarán Magisterio, lo cual muestra la vocación docente de los hermanos Sans, vocación que ha seguido con los hijos y nietos de la saga de los Sans. En el año 2000, el Centro se trasladó a un edificio más grande y con más espacios para poder ofrecer una enseñanza de calidad. El inmueble actual es un edificio de cinco plantas, situado en la calle Pere II, 42, esquina con la calle Benet Pons y Fàbregues. Somos un centro de Educación Infantil y de Educación Primaria, con dos líneas educativas, y que está adscrito al Centro de ESO “Sant Josep Obrer”, lo cual significa que nuestros alumnos, finalizada la Ed. Primaria, pueden acceder directamente al mencionado centro para poder continuar sus estudios de Educación Secundaria. En el año 2005 iniciamos la segunda fase que consistió en realizar obras en la tercera y quinta plantas, y en el 2007, las obras del ascensor y los baños para niños minusválidos. Para el curso 2009/2010, se han finalizado las obras para completar todo el proyecto. El Colegio Balmes es un referente dentro del barrio, pues se cuentan por millares los alumnos y las alumnas que han pasado por sus aulas. Niños y niñas que, hoy, son señores y señoras mayores que acompañan a sus nietos a Can Sans. Para nosotros, maestros del Colegio, es una satisfacción, un motivo de orgullo y un estímulo comprobar que familias enteras nos hayan confiado la educación de sus niños. Y, para finalizar, quiero rendir un sencillo homenaje a todos los maestros y las maestras con quienes tuve la satisfacción de trabajar conjuntamente, así como de aprender sus enseñanzas, primero como alumno, y luego como maestro. Como la lista se haría inmensa, permitidme que cite a: Alfredo Gómez, Hermenegildo Servalls, Anita Janer, María Sans, Mª Inés Morey, Angelita Ribas, Jaume Sastre, Joan Riera, Gerònia Mesquida, Mª Durán, Mª. Antonia Garcia ... y sobre todo, a Catalina Sans y a Jaime Castillo, mis abuelos. De los actuales, tengo el placer de trabajar con docentes que llevan con nosotros unas décadas: Carmen Lozano, Antònia Balaguer, ...y tantos educadores que trabajaron con nosotros y, gracias a su esfuerzo y tenacidad, hoy el Colegio Balmes mira hacia el futuro con optimismo. Gracias a todos y un fuerte abrazo. Víctor M. Castillo Buades. Director
Colegio Balmes
Educación infantil y Primaria
Colegio Balmes
Educación Infantil y Primaria
Historia
El Colegio Balmes, Can Sans para la gente antigua del barrio, fue fundado por Catalina Sans Miralles y por su esposo Jaume Castillo Antequera, el año 1952. La escuela estaba ubicada en la confluencia de las calles Son Nadalet y Sureda, y, durante casi cincuenta años, fue la cuna educativa para muchos niños y niñas de La Soledad. En los años cuarenta un grupo de jóvenes del barrio con grandes inquietudes culturales fundaron la Agrupación Postescolar, que fue un faro de amistad, de hermandad y de bonhomía en unos momentos muy duros que los tocó vivir después de una guerra civil. El Colegio siempre ha sido una escuela muy familiar, arraigada en el barrio, un barrio que en aquella época era un pueblecito donde todo el mundo se conocía y se apreciaba. Abuelos, abuelas, padres, madres,... vecinos todos de la barriada, muchos de ellos antiguos alumnos de Can Sans. Hombres y mujeres, algunos de ellos, que han superado los setenta años, y que todavía recuerdan con afecto la escuela y los/las maestras de su niñez. La familia Sans Miralles era una de tantas familias del barrio con una gran inquietud pedagógica. De los cinco hijos, cuatro de ellos estudiarán Magisterio, lo cual muestra la vocación docente de los hermanos Sans, vocación que ha seguido con los hijos y nietos de la saga de los Sans. En el año 2000, el Centro se trasladó a un edificio más grande y con más espacios para poder ofrecer una enseñanza de calidad. El inmueble actual es un edificio de cinco plantas, situado en la calle Pere II, 42, esquina con la calle Benet Pons y Fàbregues. Somos un centro de Educación Infantil y de Educación Primaria, con dos líneas educativas, y que está adscrito al Centro de ESO “Sant Josep Obrer”, lo cual significa que nuestros alumnos, finalizada la Ed. Primaria, pueden acceder directamente al mencionado centro para poder continuar sus estudios de Educación Secundaria. En el año 2005 iniciamos la segunda fase que consistió en realizar obras en la tercera y quinta plantas, y en el 2007, las obras del ascensor y los baños para niños minusválidos. Para el curso 2009/2010, se han finalizado las obras para completar todo el proyecto. El Colegio Balmes es un referente dentro del barrio, pues se cuentan por millares los alumnos y las alumnas que han pasado por sus aulas. Niños y niñas que, hoy, son señores y señoras mayores que acompañan a sus nietos a Can Sans. Para nosotros, maestros del Colegio, es una satisfacción, un motivo de orgullo y un estímulo comprobar que familias enteras nos hayan confiado la educación de sus niños. Y, para finalizar, quiero rendir un sencillo homenaje a todos los maestros y las maestras con quienes tuve la satisfacción de trabajar conjuntamente, así como de aprender sus enseñanzas, primero como alumno, y luego como maestro. Como la lista se haría inmensa, permitidme que cite a: Alfredo Gómez, Hermenegildo Servalls, Anita Janer, María Sans, Mª Inés Morey, Angelita Ribas, Jaume Sastre, Joan Riera, Gerònia Mesquida, Mª Durán, Mª Antonia Garcia ... y sobre todo, a Catalina Sans y a Jaime Castillo, mis abuelos. De los actuales, tengo el placer de trabajar con docentes que llevan con nosotros unas décadas: Carmen Lozano, Antònia Balaguer, ...y tantos educadores que trabajaron con nosotros y, gracias a su esfuerzo y tenacidad, hoy el Colegio Balmes mira hacia el futuro con optimismo. Gracias a todos y un fuerte abrazo. Víctor M. Castillo Buades. Director
Copyright Colegio Balmes